Suculenta cebra. (Haworthia attenuata)

En este mundo tan variado de las plantas suculentas, a veces, nos encontramos con plantitas que se ganan su nombre por el parecido que tienen ya sea con un objeto, una forma o un animalito y en este artículo vamos a descubrir una de las haworthias más conocida por su nombre coloquial el cual es suculenta cebra o cebrita.

Esta suculenta realmente es de fácil cuidado, puede ser una candidata ideal para inexpertos o principiantes en coleccionar cactus y suculentas y lo mejor de todo es que es hermosa y la podemos tener en interior.

Así que vamos a conocer todo sobre ella y sus cuidados para que sea una feliz integrante de tu colección.

Suculenta cebra 1

Características de la Haworthia attenuata.

La suculenta cebra o cebrita es una plantita originaria del sur de África, es pequeña y puede llegar a alcanzar una altura de 15 hasta 20 cm., sus hojas son triangulares, carnosas, de color verde obscuro que van formando una roseta y tienen unas líneas blancas que al tacto resaltan de la hoja, es por estas líneas que esta planta se ganó el nombre de suculenta cebra.

Esta suculenta pertenece a la familia Asphodelaceae y suele confundirse fácilmente con la Haworthia fasciata, sin embargo, puedes diferenciarlas debido a que la Haworthia attenuata aparte de las líneas blancas que tiene en el exterior de sus hojas también cuenta con pequeñas manchas blancas en la parte interior que igualmente resaltan al tacto.

Ahora que ya conocemos sus singulares características vamos a aprender los cuidados que debemos tener con ella para que luzca su belleza en todo su esplendor.

Suculenta cebra 2

Cuidados de la Haworthia attenuata:

Luz:

Te recomendamos que esta suculenta la sitúes en un lugar en donde reciba mucha iluminación, pero no esté expuesta a los rayos directos del sol, ya que es una plantita que suele quemarse muy fácilmente.

Puede recibir luz solar directa, pero de preferencia que sea en las mañanas y máximo tres horas, como te comentamos arriba puedes tenerla en interior, solo asegúrate de que reciba mucha iluminación.

Agua:

El riego que le daremos es el estándar, hay que regarla cuando el sustrato esté seco y que sea un riego profundo, es decir, hasta que veamos que el agua sale por los orificios de drenaje de su maceta.

Como tip, si ves que las puntas de sus hojas se secan hay que poner atención a dos cosas: una, que no esté recibiendo más sol directo del que soporta y dos, entre riegos es bueno proporcionarle un poco de agua con un atomizador sobre sus hojitas (unas dos o tres veces entre riego y riego), vas a ver como estas puntas quemadas desaparecen.

Una vez que llegue la estación de otoño hay que reducir los riegos poco a poco y en invierno con regarla una vez al mes será suficiente.

Temperatura:

Al ser una plantita nativa de Sudáfrica su clima ideal es el cálido, hay que tener cuidado, si la temperatura baja a menos de 5°C es recomendable resguardarla en interior.

Sustrato:

La suculenta cebra no es tan complicada en el tema de sustrato, solo asegúrate que drene muy bien y no conserve para nada la humedad, de esta manera estarás asegurando la salud de tus ejemplares.

Te recomendamos que la coloques en una maceta de boca ancha para que pueda tener espacio para sus hijuelos.

Fertilización:

Para realizar una fertilización efectiva en nuestras cebritas hay que considerar realizarla en el periodo de primavera a otoño, con realizar esta acción dos veces al año será suficiente, recuerda no excederte en la fertilización y no hacerlo en invierno.

Para proporcionarle los nutrientes necesarios te recomendados fertilizar con humus o lixiviado de lombriz.

Propagación:

La propagación de la Haworthia attenuata es muy sencilla, una vez que tu planta madre comience a sacar hijuelos y estos ya tengan de menos un tercio del tamaño de la planta madre puedes separarlos de ella cortándolos o solo desprendiéndolos con cuidado de la base, hay que procurar dejarles raíz (si es que ya tienen raíces propias) y listo, ya puedes plantarlos en sus nuevas macetas.

En el caso de que al desprender el hijuelo este no tenga raíz, vamos a dejarlo cicatrizar unos 5 días, posteriormente vamos a plantarlos en su sustrato y los comenzaremos a regar pasados otros 5 días, poco a poco estos hijuelos van a desarrollar raíces y a crecer.

Suculenta cebra 3

Floración:

Pueden no parecer muy llamativas sus flores ya que son muy pequeñas de color blanco con rayas verdes, pero los tallos de los que nacen son curiosos ya que son muy largos a comparación del tamaño de la planta, llegan a medir hasta 40 cm.

Pueden florecer en primavera, verano y a nosotros nos han florecido a finales de otoño.

Suculenta cebra 4

Problemas frecuentes en la Haworthia attenuata:

Nuestra planta cebrita suele no presentar problemas con plagas, solo hay que tener cuidado con la cochinilla algodonosa que llega a afectar sus raíces.

Si ves que tu plantita presenta síntomas de enfermedad sería bueno revisar sus raíces para descartar esta plaga.

Así que ya sabes, cuidados básicos, riego moderado, semisombra y tendrás cebritas para largo rato.

Tambien te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te gusto nuestro artículo puedes ayudarnos a compartirlo.