Peperomia nivalis

¿Qué es lo que amamos de las suculentas? Bueno, es una pregunta que puede tener muchas respuestas, nos encantan sus colores, sus diversos tamaños, lo diferentes que pueden ser entre unas y otras, su capacidad de supervivencia en lugares en donde otras plantas sucumbirían, etc.

Y hablando de estas características, una que nos encanta ver en las suculentas es su capacidad de almacenar agua, adicional a esto, la plantita que describiremos en este artículo tiene la particularidad de que sus hojas le dan un cierto parecido a una quesadilla, una empanada (no crean que tenemos hambre) o a una hoja doblada, el nombre de esta linda plantita es: Peperomia nivalis.

Peperomia nivalis
Clic para ampliar

Esta linda suculenta te recomendamos tenerla una vez que ya tengas un poco de experiencia con el cuidado de las suculentas en general, ya que es un poco más delicada y hay que estarle dando seguimiento los primeros meses para verificar que le estamos proporcionando los cuidados adecuados y no se nos enferme.

Características de la Peperomia nivalis.

Esta fantástica suculenta es originaria de Perú y pertenece a la familia piperaceae.

La Peperomia nivalis o “quesadillita”, como se le conoce comúnmente, es una de las pocas suculentas que podemos tener en interior sin problema, no precisa de gran cantidad de iluminación, así que no es necesario dejarla “pegada” a una ventana para que esté bien, un lugar con luz media será suficiente.

Sus hojas son carnosas, parecen estar dobladas y por la parte central de ese doblez podemos apreciar una unión traslucida entre ellas, es por esto que sus hojas tienen esa forma de quesadillita o empanada, su color es verde brillante, sus tallos también son carnosos, erguidos y pueden alcanzar una altura de hasta 15 cm.

Peperomia nivalis sustrato
Clic para ampliar

Es una planta preciosa que, cuando la aprendemos a atender, embellece mucho nuestro hogar, aquí te explicamos los cuidados que debes tener con ella para que se mantenga sana.

Cuidados de la Peperomia nivalis.

Luz:

Como te comentamos al inicio sus necesidades de luz o iluminación son un poco diferentes a la mayoría de las suculentas, esta linda peperomia no necesita estar expuesta a grandes cantidades de luz, puedes colocarla en algún lugar en donde tenga varias horas de luz media y estará bien.

También puedes tenerla a semisombra, nuestra experiencia con esta plantita nos ha enseñado a que su comportamiento es muy parecido al de las haworthias, no le agrada estar expuesta a la luz solar directa pues tiende a ponerse amarilla.

Como dato adicional, esta es una de las pocas suculentas que pueden prosperar bien bajo luces de crecimiento.

Agua:

A diferencia de otras suculentas, la peperomia es una planta con la que tenemos que alcanzar un equilibrio, ya que no tolera el exceso de riego, pero tampoco que le dejemos el sustrato completamente seco.

Así que hay que procurar regarla a profundidad cada 7 o 10 días, en verano posiblemente tengamos que subir la frecuencia del riego (dependerá de la temperatura que haya en zona donde vivas), hay que evitar mantener el sustrato encharcado.

Un signo que nos indicará que estamos regando nuestra peperomia en exceso es que comienza a “secarse”, exacto, esto nos puede causar mucha confusión, así que si la ves que sus hojas se están marchitando posiblemente sea que te estás pasando de agua.

Peperomia nivalis quemada
Clic para ampliar

Darle pulverizaciones entre riegos puede ayudarle a mantener su nivel de hidratación, pero no sustituyen los riegos que debemos estarle dando.

Recuerda disminuir los riegos en otoño y en invierno con proporcionarle agua una vez al mes será suficiente.

Temperatura:

Las peperomias nivalis se desarrollarán mejor en un ambiente fresco, pero no seco, su temperatura promedio ideal se encuentra entre los 10° y los 25°C.

Hay que esta atentos en los cambios de estación, ya que no le favorecen los cambios bruscos de temperatura ni las corrientes de aire.

Sustrato:

Una de las condiciones que tenemos que conservar es una relativa humedad, así que podemos usar una mezcla de sustrato en el que incluyamos un poco de perlita (elemento que nos ayudará a mantener esta humedad, pero no permitirá la pudrición de las raíces), recuerda que tu sustrato debe tener un buen drenaje así que también puedes agregar arena gruesa.

Peperomia nivalis reproducción
Clic para ampliar

Fertilización:

Una recomendación para que nuestra peperomia aproveche de manera adecuada la fertilización, es hacerlo durante su periodo de crecimiento activo que es durante la primavera y el verano.

Es bueno fertilizarla con un fertilizante líquido o con gránulos de fertilizante de liberación lenta, si en el sustrato de tu plantita ya le has agregado humus de lombriz no será necesario colocarle algo más.

Propagación:

Nuestra peperomias son fáciles de propagar, esto lo podemos realizar ya sea con esquejes de tallo o con sus hojas.

El procedimiento es muy sencillo, solo hay que seleccionar los tallos y las hojas sanas y de buen tamaño de nuestras peperomias, los esquejes de tallo los cortaremos con ayuda de una navaja desinfectada y posteriormente lo dejaremos secar uno o dos días para posteriormente plantarlos en un sustrato suelto y de preferencia con humus de lombriz.

Si hacemos la propagación por hoja una vez que las separamos de la planta las podemos colocar inmediatamente sobre una capa de 1 cm. de alto de sustrato en un lugar donde no reciba luz directa del sol y este un poco ventilado y esperaremos a que desarrolle una planta nueva.

Floración:

La Peperomia nivalis florece a finales de invierno e inicio de primavera, sus flores son realmente diminutas, tienen forma de espiga y nacen al final de largos tallos florales, pueden pasar desapercibidas ya que no son muy llamativas, pero si muy curiosas.

Peperomia nivalis flor
Clic para ampliar

Problemas frecuentes en la Peperomia nivalis

Uno de los mayores problemas que podemos tener con nuestra Peperomia nivalis son los causados por el exceso de riego, al darle excesivamente agua podemos provocar que nuestra plantita pierda muchas de sus hojas, estas comiencen a marchitarse o presenten protuberancias en forma de costra.

También es muy sensible a los cambios bruscos de temperatura, así que, si tu peperomia comienza a tener pérdida de hojas, y estás segura(o) de que no la estás regando en exceso, el cambio brusco de temperatura puede ser la causa.

También es susceptible al ataque de la cochinilla algodonosa, así que hay que estar atentos a revisarla de vez en cuando tanto en los tallos como debajo de sus hojas para detectar esta plaga a tiempo y combatirla.

Como podrás darte cuenta, la Peperomia nivalis es una excelente opción si lo que buscas es una plantita que puedas tener en el interior de tu hogar, además de que su porte le dará un buen toque a cualquier lugar donde decidas colocarla.

También te puede interesar

Uña de señorita. (Sempervivum Calcareum)

La Sempervivum Calcareum conocida como “una de señorita” si es

Suculentas colgantes: Sedum burrito (Cola de borrego)

Hoy quiero invitarte a conocer a el Sedum burrito o

Suculenta cebra. (Haworthia attenuata)

Esta suculenta pertenece a la familia Asphodelaceae y suele confundirse

Siguenos
Recomendado