Errores que cometemos y que pueden matar a nuestras suculentas

No sé si a ustedes les ha pasado, que adquirimos una o varias suculentas, llegamos a casa bien emocionados, las colocamos en el que va a ser “su lugar” y días después (pueden ser hasta semanas) comenzamos a ver que nuestras plantas se decaen, que ya no tienen tan vivos los colores, que se están poniendo amarillas o que les salen manchas.

Y entonces sentimos miedo porque pensamos que nuestras suculentas se nos van a morir o que no las estamos cuidando bien, etc.

errores que pueden matar a nuestras suculentas 1

Y es por eso que decidimos crear este artículo, para que tengas una mini guía de los pasos que te recomendamos seguir cuando ingresas nuevas suculentas a tu colección o cuando compras una suculenta por primera vez, siguiendo nuestros consejos prevendrás que tu plantita se deteriore por algo que pudiste detectar y corregir a tiempo.

Así que comenzamos:

Compre una nueva suculenta ¿ahora qué sigue?

Identifica tu suculenta:

Bien, lo primero que te recomendamos hacer es identificar a tu suculenta, esto con la finalidad de que puedas investigar sus cuidados y las mejores condiciones para que este sana, si es una suculenta de semisombra, si la puedes tener a sol directo, si resiste temperaturas extremas, etc. (en la página podrás encontrar información muy útil sobre varias especies).

También es recomendable que preguntes, con la persona que la adquiriste, las condiciones en las que ha tenido la suculenta, así podrás “replicar” estás condiciones en tu hogar e ir adaptando poco a poco a tu planta a su nuevo ambiente.

errores que pueden matar a nuestras suculentas 2

Revisa detalladamente tu suculenta:

Aunque al comprarla la hayamos “escogido”, llegando a casa es recomendable revisar toda nuestra suculenta, esto con la finalidad de cerciorarnos de que no tenga plagas; revisaremos tallo, hojas y flores (en el caso de que las tenga) y algo que también te sugerimos es que le tomes una foto, está te ayudará en el futuro cuando tengas dudas de si tu suculenta se ha deteriorado desde que la adquiriste.

Recuerda, una foto es mucho más certera y reveladora que nuestra memoria.

errores que pueden matar a nuestras suculentas 3

Cambia el sustrato:

Aunque nuestra suculenta venga en un sustrato que consideremos “decente” es importante sacarla de la maceta no solo con la finalidad de cambiar el sustrato, sino también de hacer una revisión del estado de las raíces, ya que te pueden suceder estas situaciones:

La suculenta es totalmente un esqueje y aún no ha enraizado. En este caso si el esqueje ya ha cicatrizado puedes plantar inmediatamente y regar unos 10 a 15 días después o, puedes dejarlo en un lugar donde le de iluminación, pero no sol directo y esperar a que le crezcan unas pequeñas raíces rojas y plantar en ese momento (esto dependerá del tipo de suculenta, de ahí la importancia del primer consejo).

Tu suculenta tiene las raíces muy grandes y necesita más espacio de la maceta en la que viene. En este caso con plantarla en una maceta de la siguiente medida en la que viene será más que suficiente, recuerda distribuir con cuidado las raíces de tu plantita para que ella solo se dedique a crecer.

errores que pueden matar a nuestras suculentas 4

Puedes encontrar algún gusanito o bichito pegado en las raíces o la base del tallo. Hay que retirar al insecto que nos encontremos y en el caso de que sea algún gusanito vamos a complementar el tratamiento con algún insecticida sistémico con el fin de que si hay más dentro de nuestra suculenta estos sean eliminados.

errores que pueden matar a nuestras suculentas 5

El sustrato en el que viene puede ser muy húmedo y ya está afectando la parte baja de tu suculenta. Es común que en los viveros les coloquen un sustrato de ramas de pino a las suculentas, nos han comentado que esto es para favorecer el enraizamiento en las plantas, sin embargo, este material es sumamente húmedo y en poco tiempo va a afectar la salud de nuestra suculenta por exceso de humedad, así que si tu(s) suculenta(s) vienen en esas ramas de pino lo ideal es que no esperes y hagas el cambio lo más pronto que puedas.

Si ves que tu suculenta ya tiene daños por exceso de humedad lo mejor será dejarla sin sustrato en un lugar donde no le de sol directo de 2 a 3 días y posteriormente plantar nuevamente, regaremos 5 días después.

Aprovecha cuando viene al 2×1:

En algunas ocasiones puede venir más de una suculenta en la misma maceta con raíces independientes, aquí puedes aprovechar para separarlas y tener dos ejemplares o si te agrada como se ven las dos juntas dejarlas así, ya es cuestión de gustos.

Deja unos días a tus nuevas inquilinas en “cuarentena”:

Bueno no exageremos, no van a ser exactamente 40 días, pero si te recomendamos que no juntes a tus nuevas suculentas con las que ya tienes por lo menos una semana, esto por si aún tomando las precauciones anteriores se nos haya escapado algo que pueda enfermar a nuestras suculentas con más tiempo con algún hongo o plaga.

Esto también nos servirá para que nuestras nuevas suculentas se vayan adaptando al tipo de clima que tenemos en la casa.

Adapta poco a poco a su lugar definitivo:

Recuerda que, aunque hayamos adquirido suculentas que soportan el sol directo, esto no quiere decir que ya estén acostumbradas y colocarlas inmediatamente a que lo reciban puede provocar quemaduras en ellas, así que en cuestiones de sol la adaptación tiene que ser poco a poco hasta ver que nuestra suculenta lo soporta por toda la mañana hasta el mediodía.

errores que pueden matar a nuestras suculentas 6

Estos consejos los hemos recopilado a lo largo de nuestra experiencia adquiriendo suculentas y esperamos que te sean de utilidad en esta maravillosa experiencia de coleccionarlas.

Tambien te puede interesar…

1 Comentario

  1. Soy principiante y estos consejos me resultan novedosos y utiles, muchas gracias.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te gusto nuestro artículo puedes ayudarnos a compartirlo.