Verde Suculenta

Si has llegado hasta aquí es porque tú y nosotros compartimos una pasión:

LOS CACTUS Y SUCULENTAS.

¿Cómo trasplantar suculentas?

Para todos los que nos encantan las plantas, en nuestro caso las suculentas, sabemos que hay momentos en los que necesitamos o debemos hacer trasplantes de las mismas, ya sea por razones de tamaño, estética, etc., puedes encontrarlas todas en nuestro artículo: ¿Cuándo trasplantar una suculenta?

El trasplantar nuestras suculentas nos da una sensación de alegría y calma, es una bella actividad que nos pone en contacto directo con nuestras plantitas y nos permite tener un momento especial con ellas, donde podemos mimarlas, platicarles y aprovechar para verificar que están sanas y no tengan problemas en sus raíces, drenaje, etc.

Como trasplantar 1

Si es la primera vez que vas a realizar un trasplante de tu suculenta y tienes algunas dudas sobre la manera correcta de hacerlo, aquí te dejamos esta información que te será de mucha ayuda para que puedas realizar esta actividad con tranquilidad y éxito.

Antes de empezar y aunque parezca un poco obvio, te dejamos dos puntos que debes considerar antes de ponerte a la tarea de trasplantar tus suculentas:

  1. Evita realizar cualquier trasplante en los meses de invierno. Te recomendamos que realices esta actividad en primavera o verano, ya que, si trasplantas en invierno, incrementamos el riesgo de que nuestra suculenta se pudra por haber dañado accidentalmente sus raíces durante el trasplante.
  • Contar con las herramientas adecuadas. Es recomendable que cuentes con un kit de jardinería para realizar esta actividad, sin embargo, si no lo tienes, no te preocupes, sólo ten a la mano un buen par de guantes (sobre todo si vas a manipular cactus), tijeras desinfectadas, una pequeña pala, suficiente sustrato y lo más importante, las nuevas macetas.

Ahora sí, ¡a trasplantar se ha dicho!

Como trasplantar 2

Pasos para trasplantar las suculentas:

  1. Afloja la tierra de la maceta actual. Si la maceta en la que se encuentra tu suculenta es de plástico flexible, solamente córtala o apriétala por todos lados para aflojar la tierra y que nos permita liberar la planta con mayor facilidad, en caso de que no se suelte procede a dar pequeños golpes en los laterales de la maceta, puedes completar la acción metiendo un pequeño palo por los agujeros de drenaje de la maceta, con mucho cuidado para evitar dañar las raíces de la suculenta. Esto nos ayudará a liberar la suculenta con todas sus raíces y sin lastimarla, es muy importante que sepas que nunca debes jalar o tirar de la planta para sacarla de la maceta, ya que esto podría llegar a lesionarla innecesariamente.
  2. Prepara la nueva maceta en la que vas a plantar tu suculenta. Puedes colocarle sustrato comercial o sustrato casero, solo asegúrate que drene muy bien y puedes aprovechar este momento para fertilizar. Si quieres una receta para preparar el sustrato puedes ver nuestro artículo: Aprende a preparar sustrato para tu suculenta.
  3. Trasplanta la suculenta. Ahora colócala en su nueva maceta, cubre con sustrato sus raíces y cuida que la parte verde de tu suculenta quede dos o tres centímetros por debajo del borde de la maceta.
Como trasplantar 3

¡Listo! Has terminado con el trasplante de tu suculenta, si tiene hijuelos éste sería el momento ideal para separarlos de la planta madre, en este caso solo ten mucho cuidado de no dañar las raíces, hay que desenmarañarlas, separa los hijuelos y plántalos en sus nuevas macetas. 

Tambien te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te gusto nuestro artículo puedes ayudarnos a compartirlo.