Verde Suculenta

Si has llegado hasta aquí es porque tú y nosotros compartimos una pasión:

LOS CACTUS Y SUCULENTAS.

¿Cómo hacer un sustrato para suculentas?

Como seguramente ya has notado, siempre nos dicen que las suculentas son unas plantitas muy fáciles de cuidar y que son ideales para las personas que no tienen mucho tiempo para cuidarlas, para aquellas que han intentado tener plantas de otro tipo y que se les mueren, etc. Lo que es cierto, es que si bien, las suculentas son unas plantas muy resistentes, esto no las exime de sufrir daños o que incluso se mueran por falta de cuidados, excesos, ya sea de sol o de riego e incluso por encontrarse en un sustrato inadecuado para ellas. Pero tranquilos, las suculentas no son complicadas de tener y cuidar, solo asegúrate de proporcionarles las condiciones adecuadas para vivir y verás que hermosas se pondrán.

Hoy queremos platicar de lo qué es el sustrato y al final te dejaremos algunas mezclas que te pueden funcionar perfectamente para tus suculentas, estas combinaciones son de lo más sencillas y que puedes armarlas con componentes que puedes encontrar fácilmente, no nos vamos a complicar con elementos muy difíciles de conseguir y que al final no te van a servir porque te faltarán cosas para hacerlas.

sustrato para suculentas

¿Qué es el sustrato?

La definición de sustrato tal cual es “medio en el cual se desarrolla una planta”, en el caso específico de las suculentas, no existe una mezcla definitiva que nos asegure que nuestras plantitas se encontrarán perfectas, pero si hay una regla básica, que si la cumples, ellas estarán bien y es: que tu sustrato sea drenante, es decir, que cuando reguemos nuestra suculenta este se humedezca, pero no se encharque.

El sustrato se compone normalmente de una parte orgánica (turba de musgo, corteza de árboles, hojas secas, cascarilla de arroz, fibra de coco, etc.) y una parte inorgánica (perlita, arena gruesa, vermiculita, etc.)

Una vez aclarado lo que tenemos que cuidar al hacer un sustrato, ¡vamos a las mezclas!

Mezclas que puedes ocupar para tus suculentas:

  1. A partes iguales: Tierra de jardín preparada (la puedes preparar mezclándola con un poco de cascarón de huevo molido o poca composta) + arena gruesa.
  2. A partes iguales: Arena de construcción (cernida, porque solo ocuparemos las piedritas más grandes y lavada) + vermiculita + tierra preparada.
  3. A partes iguales: Tierra de jardín + aserrín grueso o cascarilla de arroz + arena de construcción o vermiculita.

Como te comentamos no hay una mezcla perfecta, te compartimos estas esperando te ayuden si no tienes mucha idea de cómo empezar y recuerda siempre monitorear tus suculentas, ellas son las que te van a ir enseñando lo que es mejor para cada una.

Tambien te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te gusto nuestro artículo puedes ayudarnos a compartirlo.