Cómo cuidar mi planta Corona de Cristo (Euphorbia Milii).

Hoy te quiero contar acerca de una suculenta que es bellísima, hermosa y lo que le sigue, es la suculenta conocida popularmente como corona de Cristo, corona de espinas o espinas de Cristo, su id es Euphorbia milii.

Sus brácteas son de muchos colores y variedades, a decir verdad, si te pusieras a coleccionar sólo coronas de Cristo te tardarías un poco en tenerlas todas, ¿a poco no es una suculenta de lo más interesante?

Corona de cristo 1

Se dice que con el tallo de esta suculenta se elaboró la corona de espinas llevada por Jesucristo al momento de su crucifixión y de ahí su popular nombre.

Características de la corona de Cristo.

La suculenta corona de espinas es originaria de Madagascar, es una planta arbustiva de tronco suculento, leñoso y espinoso que puede llegar a alcanzar hasta los 2 metros de altura.

Sus hojas son ovaladas de un verde vivo y se presentan tanto en su tallo como en las ramas, sus flores son pequeñas y lo que verdaderamente hace muy llamativa a esta planta son sus brácteas, ya que pueden tenerlas en varios colores.

Corona de cristo 12

Es una suculenta de fácil cuidado, por lo que la recomendamos para las personas que van iniciando en el mundo de estas bellas plantas.

Corona de cristo cuidados:

Luz:

Podemos catalogar a la suculenta espina de Cristo como una planta de sol, ya que es una suculenta que se adapta muy bien a los climas secos o muy cálidos, tiene una excelente tolerancia a la exposición solar directa.

Te recomiendo que la sitúes en un lugar en donde le dé el sol directo durante todo el día, ella te lo agradecerá y lo notarás en la cantidad de flores que te dará.

Corona de cristo 3

Si no cuentas con un lugar donde pueda recibir luz solar directa, puedes ubicarla en una zona que cuente con muy buena iluminación, pero disminuirá la cantidad de flores que te dará.

Riego:

La corona de Cristo es una planta que necesita poca agua, así que seguiremos con la regla de oro en los riegos de las suculentas: sólo regarla cuando el sustrato esté completamente seco, esto en el caso de que tengas tu plantita en una maceta.

Si tu corona de Cristo está plantada sobre suelo y al aire libre, no será necesario regarla, ya que el agua de lluvia le será más que suficiente.

Corona de cristo 4

Es importante que con la llegada del otoño disminuyas paulatinamente los riegos y en invierno con regarla una vez al mes será suficiente.

Ten mucho cuidado en no regarla de más, ya que es una suculenta que tiende a pudrirse fácilmente.

Temperatura:

Como ya te comenté, la corona de Cristo es una suculenta de climas cálidos, no soporta las heladas ni las temperaturas por debajo de los 8°C, así que si en la zona en la que vives los inviernos son muy fríos, te recomiendo que resguardes tu corona de Cristo en el interior de tu hogar en un sitio bien iluminado.

Recuerda que, al término de la temporada invernal, cuando regreses a tu plantita a su lugar, vayas adaptándola poco a poco nuevamente a la exposición solar directa, ya que si lo hacemos de golpe nuestra corona de espinas podría sufrir de quemaduras.

Sustrato:

Para tener en óptimas condiciones a tu corona de Cristo te recomiendo que le coloques un sustrato muy drenante (puedes utilizar la mezcla de tu preferencia siempre y cuando ésta no se mantenga húmeda por mucho tiempo).

Evita en todo lo posible que al regarla el agua se encharque y tu plantita estará bien, para que te des una mejor idea, puedes usar el mismo sustrato que empleas con tus cactus.

Para mis coronas yo utilizo una mezcla 70% mineral y 30% orgánica y me ha ido muy bien con ellas.

Corona de cristo 5

Fertilización:

La corona de Cristo es una suculenta que no necesita ser fertilizada, sin embargo, si quieres que produzca más flores puedes aplicarle cáscara de huevo molida una vez al mes o té de cáscara de plátano una vez cada dos semanas.

No te recomendamos que utilices fertilizantes químicos, ya que si no los usamos adecuadamente podemos perjudicar en lugar de beneficiar a nuestra corona de Cristo y lo primero que va a hacer es dejar de florecer.

Si quieres utilizarlos, solo procura asesorarte de manera adecuada con el vendedor del fertilizante químico hasta aclarar todas tus dudas en cuanto a cómo debes emplearlo en tus coronas.

Propagación:

Nuestras Euphorbias milii son facilísimas de propagar, los dos métodos que puedes emplear es mediante esquejes y por semillas. Te compartimos cómo puedes lograrlo de las dos maneras:

Mediante esquejes:

  • Selecciona las ramas gruesas y que no tengan flores.
  • Córtalas ayudándote de unas tijeras para podar o un cuchillo bien afilado y desinfectado previamente con alcohol. ¡Ojo! La savia de la corona de Cristo puede irritar tu piel, por lo que te recomendamos que para hacer este proceso utilices guantes para jardinería.
Corona de cristo 6
  • Retiramos la mayoría de las hojas de nuestro esqueje (solo dejamos unas cuantas en las puntas).
  • Lo dejamos cicatrizar en un lugar donde no le dé el sol directo pero que esté bien ventilado, esto tardará entre 7 a 10 días.
  • Posteriormente lo plantamos en el sustrato ligeramente húmedo.
  • No lo riegues hasta que verifiques que ya haya enraizado.
  • En aproximadamente 3 semanas tu esqueje habrá enraizado, puedes comprobarlo tirando suavemente de él, si hay resistencia para sacarlo esto nos indicará que ya desarrollo raíz.

Puedes obtener mejores resultados con el enraizamiento de tus esquejes si aplicas un enraizador, este puede ser orgánico o químico, si utilizas uno químico sigue las instrucciones del empaque para tener buenos resultados.

Reproducción de coronas por semilla:

  • Para este proceso necesitamos que nuestra corona florezca y sea polinizada, en el exterior esta polinización la llevan a cabo los insectos.
Corona de cristo 7
  • Una vez que están polinizadas, veremos que del centro de las flores surgen unas pequeñas “capsulitas”, estas son las que contienen las semillas de nuestra corona.
  • Te darás cuenta que ya puedes retirar estás capsulas de la corona porque se verán “botadas” del centro de la flor.
Corona de cristo 8
  • Confirmarás que retiraste las semillas a buen tiempo sí, al destapar las capsulitas, las semillas que están en su interior tienen un color negro y una textura dura.
  • Si retiraste las capsulas con semillas antes de tiempo, las semillas que te encontrarás en el interior serán de color blanco, textura suave y no serán viables.
  • Ya que tenemos nuestras semillas procederemos a plantarlas sobre sustrato húmedo sin enterrarlas (con mayor cantidad de materia orgánica) en un lugar a semisombra y después de aproximadamente 10 a 15 días veremos que las nuevas plántulas comenzarán a surgir.
Corona de cristo 15

Floración:

La corona de Cristo es una plantita que nos encanta porque, con los cuidados adecuados, florece todo el año, como lo lees, es una suculenta que florece y además lo hace todo el tiempo.

Sus flores son muy pequeñas, las brácteas en cambio pueden ser muy grandes, los colores más comunes son: rojo, amarillo, rosado y blanco, actualmente hay muchas más variaciones.

Corona de cristo 9

Corona de cristo roja.

Corona de cristo 12

Corona de cristo amarilla.

Corona de cristo 13

Corona de cristo blanca.

Corona de cristo 14

En el mercado también podemos encontrar variaciones curiosas en los colores de las brácteas que les dan un nombre singular a las coronas de espinas, te comparto algunos ejemplos:

Corona de cristo “Sandía”

Corona de cristo 10

Corona de Cristo “Pantera Rosa”

Corona de cristo 11

¿Es necesario podar mi corona de cristo?

No es necesario hacer podas en nuestras coronas de espinas, solo en el caso de que quieras que conserve alguna forma en particular puedes hacerlo, o cuando quieras reproducirla con mayor facilidad, si estos no son tus casos entonces puedes dejar que tu plantita se desarrolle a todo lo que da.

Problemas frecuentes en la corona de Cristo:

La Euphorbia milii es una plantita que rara vez sufre de enfermedades o plagas, ya que es muy resistente.

Al igual que otras suculentas solo hay que cuidarla del exceso de agua ya que es propensa a la pudrición de sus raíces.

Dato adicional:

La corona de Cristo posee una savia blanca que usa como defensa contra plagas y animales herbívoros, esta savia es tóxica y puede causar irritación de la piel, la desprende al sufrir cualquier herida en su tallo o desprendimiento antinatural de sus hojas, así que toma en cuenta esto para colocarla fuera del alcance de niños y mascotas.

Si realizas compras de tus coronas por internet asegúrate de preguntar acerca del tamaño de la flor que tienen, ya que en algunas ocasiones las puedes encontrar muy económicas, pero esto es debido a que el tamaño de sus brácteas es mucho más pequeño.

Precaución:

Ten cuidado al adquirir tus coronas, ya que se ha visto que en algunas ocasiones los vendedores comercializan coronas con brácteas de color azul o moradas, estos colores no son reales y si encuentras plantas de esos tonos es porque han sido pintadas y en cuanto broten sus nuevas flores comprobarás que fuiste engañado.

Tambien te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te gusto nuestro artículo puedes ayudarnos a compartirlo.