Aeonium Kiwi, Aeonium Kiwi Tricolor.

Para los que nos fascinan las suculentas es muy satisfactorio poder platicar o hablarle a los demás sobre nuestras plantitas, las razones por las que nos encantan y prácticamente queremos iniciar a todo mundo en este hobby apasionante de coleccionar suculentas.

Y para no perder esa costumbre, hoy queremos hablarte acerca de una bella y colorida suculenta conocida con el nombre de Aeonium Kiwi.

kiwi 5

Si a ti te gustan las suculentas con colores diferentes al verde, esta plantita es ideal para ti, ya que tiene tres tonalidades que la hacen ver muy hermosa, es por eso que en algunos lugares también es conocida como Aeonium Kiwi Tricolor, así que vamos a conocer todo sobre ella y sus cuidados.

Características de la Aeonium Kiwi.

La Aeonium Kiwi es una suculenta de la familia Crassulaceae, es un híbrido de la suculenta conocida como Aeonium Haworthii, es decir, no existe de manera silvestre en la naturaleza, no se sabe exactamente dónde se creó.

Esta suculenta puede alcanzar una altura máxima de 50 cm., sus hojas, en forma de roseta, son triangulares, pequeñas y de bordes dentados, su coloración es verde con amarillo en el centro y las orillas se tornan de un color rosado.

kiwi 3

Es una suculenta muy llamativa e ideal para macetas largas, ya que crece como si fuera un arbusto y es muy prolífica.

Cuidados de la Aeonium Kiwi:

Luz:

A diferencia de otras suculentas la Aeonium Kiwi tolera poco la exposición solar directa, así que lo recomendable es ubicarla en una zona donde le dé muy buena iluminación o media sombra o, si tienes un espacio en donde solo le dé entre 2 a 3 horas de sol de la mañana estaría perfecto, al hacer esto vas a notar que sus colores se van a intensificar más.

Si la colocas bajo sombra total no tendrá los tres colores y solo se tornará verde.

Si la ubicamos en donde tenga exposición solar directa mayor a 3 horas corre el riesgo de sufrir quemaduras en sus hojas, es un poco delicada en este aspecto. Te mostramos una foto de una Aeonium Kiwi con quemaduras de sol.

kiwi 6

Agua:

Al igual que todas la suculentas, para evitar tener problemas con nuestras Aeonium Kiwi la recomendación es regarlas siempre que el sustrato se encuentre completamente seco con un riego abundante.

Hay que tomar en cuenta el periodo de descanso de la Aeonium Kiwi que es de primavera a verano, durante este lapso hay que reducir los riegos al mínimo. Su periodo de crecimiento inicia en invierno hasta inicio de la primavera, durante este periodo podemos regarla con mayor frecuencia, solo cuidando que el sustrato no se encharque y drene bien.

Temperatura:

La Aeonium Kiwi no tolera las bajas temperaturas ni las heladas, así que si vives en una zona en donde la temperatura llegue a ser inferior a 2°C hay que resguardarla ya sea en interior o con alguna protección como la tela antiheladas.

Sustrato:

Para proporcionarle un sustrato ideal a nuestra Aeonium Kiwi podemos colocarle el sustrato que se usa específicamente en los cactus, o si no cuentas con el sólo cuida que quede bien drenante y no se apelmace, con ello aseguraremos que nuestra Kiwi esté en buenas condiciones.

Si requieres realizar algún trasplante de tu plantita te recomendamos hacerlo durante su periodo activo.

kiwi 1

Fertilización:

Esta suculenta no necesita de fertilización constante, así que si la tenemos en maceta bastará con fertilizarla una vez al mes durante su periodo activo, puedes utilizar té de cáscara de plátano, cascarones de huevo molidos o algún otro fertilizante orgánico suave.

En nuestra sección de “Mantenimiento” puedes encontrar 4 recetas de fertilizantes caseros que te serán muy útiles.

Propagación:

Cuando nuestra Aeonium Kiwi sea ya una planta madura, es decir ya tenga un tamaño considerable, tallos más gruesos y haya ramificado podemos propagarla fácilmente por medio de esquejes.

Solo cortaremos los esquejes que necesitemos de nuestra plantita, dejaremos que cicatricen (una semana será más que suficiente) y posteriormente los plantaremos en el sustrato que tengamos listo.

Ojo, esta propagación hay que hacerla durante el periodo activo de nuestra Aeonium Kiwi.

También podemos propagarla separando los hijuelos que nacen junto a las rosetas o el tallo, no tendrás mayor dificultad ya que es una suculenta muy prolífica.

Floración:

Suelen florecer a finales de invierno o inicios de la primavera, puede llegar a variar un poco dependiendo de la zona en la que te encuentres.

Las flores de la Aeonium Kiwi son racimos de flores en forma de estrella que nacen del centro de las rosetas, son de color amarillo tenue, un dato adicional de la floración es que una vez que culmina, la roseta de donde nació la vara floral muere, pero no te preocupes ya que la planta en general seguirá viva y dando más rosetas.

kiwi 2

Problemas frecuentes en la Aeonium Kiwi:

La Aeonium Kiwi al igual que la mayoría de las suculentas es susceptible a sufrir problemas de pudrición por exceso de riego, así que hay que cuidar de no excedernos ya que también podemos hacerla propensa a que la ataque la cochinilla algodonosa, recomendamos que monitorees con cierta regularidad tu Aeonium para detectar cualquier ataque de plaga a tiempo.

También suelen salirles unas manchas negras en la parte de debajo de sus hojas, no te asustes es normal en esta suculenta.

kiwi 4

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre la Aeonium Kiwi, una suculenta con mucho color.

Tambien te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Compartir

Si te gusto nuestro artículo puedes ayudarnos a compartirlo.